Diccionario

Antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que tienen la capacidad de impedir o retardar la oxidación de otras moléculas en presencia de oxígeno.

Cuando hablamos de antioxidantes nos podemos referir a aquellas sustancias que protegen de las oxidaciones que pueden tener lugar en los alimentos.

Por ejemplo, el color parduzco que experimentan muchas frutas una vez cortadas en contacto con el aire, como por ejemplo, el caso de la manzana.

También a aquellas moléculas que protegen a las células de la acción de los radicales libres en el organismo.

Existen dos tipos de antioxidantes:
– Antioxidantes exógenos: son aquellos que se encuentran en la naturaleza formando parte fundamentalmente de los alimentos y los obtenemos a través de la dieta.
– Antioxidantes endógenos: se producen en el propio organismo como determinadas enzimas y coenzimas, entre otros.

Entre los antioxidantes exógenos,

tienen reconocida capacidad antioxidante algunas vitaminas, como la vitamina C, vitamina B2 y la vitamina E, minerales como el cobre, el manganeso, el selenio y el zinc.

Además de, otras sustancias como los compuestos fenólicos entre los que se encuentran los polifenoles del aceite de oliva.

Los antioxidantes también son un grupo de aditivos que se puede añadir a los alimentos para evitar que se produzcan oxidaciones que puedan alterar su aspecto.

Entre los antioxidantes más utilizados podemos encontrar sustancias como el ácido cítrico o el ácido ascórbico,

que se encuentran naturalmente en frutas cítricas y tienen un reconocido poder antioxidante.