PREPÁRATE PARA VERANO CON UNA BUENA HIDRATACIÓN

La importancia de la hidratación

Todo el mundo ha oído hablar ya de la importancia de la hidratación durante todo el año, sin embargo en verano aumentan las campañas que promueven unas correctas conductas de hidratación.

En verano las temperaturas suben y nuestro organismo responde con un mecanismo de termorregulación, aumentando la sudoración. El agua y los minerales perdidos en el sudor hay que reponerlos de forma eficiente, ya que el agua es el principal componente del cuerpo humano y los minerales son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

El calor influye en la forma de alimentarnos, el cuerpo nos pide líquidos y platos frescos y ligeros, que por lo general contienen alimentos con mayor cantidad de agua.

Todos sabemos que una adecuada hidratación es la clave para cuidar el organismo tanto por fuera como por dentro.

Efectivamente, para una buena hidratación hay que beber suficiente agua, pero no solo el agua cuenta para lograr una buena hidratación, sino que hay otros líquidos y muchos alimentos que nos pueden ayudar a mantener niveles de hidratación adecuados.

  1. El agua de bebida: el agua debe ser la principal fuente de hidratación, y debe suponer el 70-80% del agua repuesta durante todo el día.
  1. Otros líquidos: Es importante la variedad en la alimentación, pero también en la hidratación, infusiones, leche de vaca, bebidas vegetales, zumos… la variedad de sabores nos puede incentivar a beber y así a mantenernos bien hidratados. Debemos tener precaución con el consumo excesivo de refrescos y bebidas azucaradas, ya que a pesar de ser una fuente de hidratación, tienen un alto porcentaje de azúcares simples y calorías que consumimos sin saciarnos.
  1. Los alimentos como fuente de hidratación: aproximadamente un 28% de agua ingerida procede de los alimentos. Esta forma de hidratación es realmente importante en verano, ya que las frutas y verduras de temporada de verano suelen ser ricas en agua (hay frutas que en su composición tienen un 80% de agua).

El pescado, además de contener proteínas de alta calidad y ácidos grasos esenciales como el omega 3, también aporta bastante cantidad de agua al organismo, llegando en algunos casos a suponer el 70% de su composición.

Con todo esto, ya sabes que para cuidar tu hidratación debes estar pendiente no solo de lo que bebes, sino de lo que comes también. Ahora toca cuidarte y disfrutar del sol y de recetas hidratantes para el verano.

Utilizamos cookies propias y de terceros para brindarte un mejor servicio, y facilitarte la utilización de nuestra web. Al navegar en Pescanova aceptas que las usemos.
Más información
Aceptar y continuar