TRUCOS PARA FREÍR CORRECTAMENTE LOS ALIMENTOS

Cómo freír correctamente los alimentos

Se entiende el concepto de freír como cocinar un alimento en aceite u otro tipo de grasa hirviendo. Esta técnica culinaria es muy apreciada por el resultado final del alimento frito, con una cobertura crujiente y sabrosa.

A pesar del delicioso resultado final, la fritura no es una técnica culinaria de las más recomendadas, ya que la grasa es el macronutriente que más calorías aporta, y esta grasa podría formar parte del alimento entre un 10-40% de su peso aportando un exceso de calorías perjudicial para la salud.

Para poder disfrutar de tu dieta sin remordimientos de conciencia hoy te queremos enseñar unos consejos para freír correctamente, evitando en la medida de lo posible la captación de grasa:

  1. HUMEDAD DEL ALIMENTO

Una estrategia para reducir la captación de aceite cuando vas a freír un alimento, es reducir la humedad superficial del alimento. Esto se puede conseguir secando la superficie del alimento con papel absorbente antes de freír. De esta manera generamos un nivel elevado de humedad en el interior del alimento que impide que penetre el aceite.

En el caso de los vegetales un escaldado previo a la fritura es una buena medida para reducir la absorción de grasa durante la fritura.

  1. SUPERFICIE DEL ALIMENTO

La porosidad del alimento es un factor importante, ya que cuanto más poroso sea un alimento, mejor penetra la grasa al freír.

La rugosidad del alimento es un elemento también importante ya que cuanto más rugoso sea un alimento mayor superficie de contacto tendrá con el aceite.

  1. REBOZADOS

De manera general los rebozados que se utilizan son más duros y menos porosos, por lo que crean una barrera que impide que el aceite penetre en el alimento, por eso cuando vamos a freír un alimento rebozado la captación de grasa será menor que en uno sin rebozar.

Las harinas con una menor humedad son mejores para reducir la captación de aceite de fritura, por eso las harinas de soja o de maíz son más adecuadas que las de trigo, y las integrales son menos aconsejables ya que también suelen tener más humedad que las no integrales.

  1. TEMPERATURA DEL ACEITE

A altas temperaturas, la absorción de aceite disminuye, ya que el tiempo de fritura durará menos. Las temperaturas recomendadas son entre 160-180ºC, y que el proceso sea lo suficientemente rápido. Nunca debería sobrepasar los 180ºC porque el aceite se degradaría muy rápido y al freír se quemaría el alimento.

  1. SUMERGIR LOS ALIMENTOS

Para que el proceso de fritura dure menos y podamos conseguir una cobertura crujiente y uniforme, es importante sumergir por completo el alimento en el aceite de fritura. De este modo es mejor utilizar una freidora.

  1. PAPEL ABSORBENTE

El consejo más importante, y el que nos permitirá retirar más grasa del alimento frito, es la eliminación inmediata del aceite que quede en la superficie de los alimentos fritos. Un 80% de la grasa se queda en la superficie de los alimentos y con la ayuda de un papel absorbente la podremos retirar antes de que penetre al interior del alimento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para brindarte un mejor servicio, y facilitarte la utilización de nuestra web. Al navegar en Pescanova aceptas que las usemos.
Más información
Aceptar y continuar