EL BACALAO: UN PESCADO DE MODA Y CON LARGA TRADICIÓN

El Bacalao, un pescado blanco con textura delicada y sabor característico, es hoy uno de los más consumidos en nuestro país, únicamente superado por la Merluza. A sus beneficiosas propiedades nutritivas se suma su tradición gastronómica y su versatilidad en la cocina.

Tres siglos de presencia en la cocina tradicional

el bacalaoAunque el País Vasco y Cataluña siguen siendo las comunidades que aún hoy, en España, registran mayor preferencia de consumo de bacalao, otros muchos puntos de nuestro país cuentan en su tradición con platos autóctonos a base de bacalao. Y es que, según dice la historia, este pescado fue descubierto en el siglo XIV por un portugués (donde el bacalao es el plato nacional), aunque a España no llegó hasta tres siglos después, cuando los vascos lo popularizaron en su región, para extenderse pronto por toda la geografía. Cuando los vascos viajaban a Terranova a la caza de las ballenas, traían consigo las piezas de bacalao, abiertas y secadas al aire frío del norte.

Durante el siglo XIX, los muelles de Bilbao eran lugar estratégico para el comercio de este pescado, razón por la cual la capital vizcaína fue cuna de especialidades culinarias a base de este producto. El bacalao al pil pil, a la vizcaína, el ajoarriero, en tortilla o purrusalda son recetas que pertenecen ya a la cocina tradicional.

¿Qué especie de bacalao te ofrece Pescanova?

El bacalao habita en las aguas del Atlántico Norte, y también se localiza en el Mar del Norte y en el Báltico. Es un incansable viajero y puede encontrarse a profundidades de hasta 600 metros, aunque lo normal es que habite a unos 200 metros de la superficie. Aunque hay diversas especies, el bacalao más apreciado es el Gadus morhua, también conocido como Bacalao común, que suele capturarse, mediante técnicas de arrastre, palangre y redes de enmalle, en aguas nórdicas (Noruega e Islandia) y en las proximidades de las costas inglesas.

Pescanova recomienda...

Aunque la temporada de bacalao fresco se sitúa entre el otoño y la primavera, hoy se puede consumir durante todo el año gracias a las diferentes técnicas de conservación: congelado, refrigerado, ahumado o en salazón.Pescanova ofrece una amplia gama de productos CONGELADOS para que puedas consumir esta especie todo el año: Filetes,  Lomos, Porciones y Solomillo de bacalao, elaborados a partir del mejor bacalao fresco al que únicamente se le añade el punto óptimo de sal para su consumo. Está listo para abrir y preparar. Te recomendamos que lo pruebes, destaca por su jugosidad y sabor.

Y para aquellos consumidores a los que les guste el Bacalao Tradicional, te ofrece Lomos de bacalao YA DESALADOS, hasta obtener el punto de sal justo para su consumo.

Todos estos productos se presentan envasados al vacío, para garantizar íntegramente las propiedades nutritivas y el sabor de este pescado. Además, se presentan en un envase transparente ó con ventana para que puedas visualizar en todo momento lo que estás comprando.

Características nutritivas del bacalao

El bacalao es un pescado blanco bajo en grasa -presenta un contenido en grasa menor del 1%- lo que hace de él uno de los pescados con menor aporte calórico ya que sólo proporciona entre 55 y 60 kcal por 100 g.

Además de su bajo contenido en grasa es rico en Omega-3 EPA y DHAácidos grasos cardiosaludables que ayudan a mantener los niveles normales de presión sanguínea y triglicéridos en sangre, favoreciendo la circulación.

El bacalao también es rico en proteínas de elevado valor biológico y buena digestibilidad y además nos aporta vitaminas (B3 y B12) y minerales (fósforo y selenio) necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Todas estas cualidades hacen del bacalao un alimento nutritivo y por lo tanto recomendado para incluir en toda dieta variada y equilibrada.

Las virtudes culinarias del Bacalao

Del bacalao se aprovecha todo: el lomo, el vientre y la cola. Es quizás el lomo la zona más apreciada porque presenta mayor grosor y la carne se deshoja con facilidad.

Las porciones del vientre, sin embargo, tienen mayor cantidad de gelatina, por lo que se prestan a los guisos con salsa. Además, del bacalao se obtienen diversos derivados, como harina o aceite de hígado de bacalao, este último muy rico en vitaminas A y D.

El bacalao está presente en los recetarios de los cocineros más prestigiosos. Ha superado en consumo a otros salazones y pescados secados porque, al cocinarse, por efecto del calor, recupera magníficamente su textura y composición originales. Además, acepta las preparaciones más variadas. Hervido, frito, a la parrilla, en vinagreta y en ensaladas, el bacalao siempre resulta.Su carne se consume fresca, congelada, ahumada o en salazón, siendo esta última la forma más tradicional y extendida, pero también la que requiere de un proceso previo para su consumo: 24/48 horas de remojo antes de su preparación para eliminar el exceso de sal.

Buenísimas ideas para cocinar bacalao

El bacalao contienen un alto contenido en gelatina, por lo que a la hora de preparar un guiso, basta con aplicar a la cazuela un ligero movimiento rotatorio para que el pescado suelte su gelatina y se consiga una salsa aterciopelada, ligada de forma natural.

En la sección de recetas dispones de multitud de ideas, muy apetecibles: Bacalao al Pil Pil, a la Vizcaína, a la Fermosellana, a la Llauna, a la Manchega, en Ajoarriero, en salsa verde, con almendras, a la confitura de tomate... infinidad de recetas que te recomendamos que consultes.

Todas las recetas están elaboradas con el bacalao descongelado. Si no has previsto con antelación su preparación o te has olvidado de sacarlo del congelador, puedes descongelarlo sumergiéndolo en agua, bajo un hilo fino de agua bajo el grifo o en el microondas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para brindarte un mejor servicio, y facilitarte la utilización de nuestra web. Al navegar en Pescanova aceptas que las usemos.
Más información
Aceptar y continuar