Ablandar la carne

Si la carne ha quedado dura, echa 2 o 3 tapones de corcho y verás como la carne se vuelve tierna y jugosa.

(Los corchos de las botellas de vino son perfectos)