Aprovechar restos de merluza.

Desmenuzar la merluza, mezclarla con huevo batido perejil, sal, leche, harina, cebolla picada, y un poco de levadura, mezclar y freir pequeñas porciones con ayuda de una cuchara sopera en abundante aceite de oliva.