Bechamel sin grumos

Un truco infalible para que la bechamel salga sin grumos. Mezclar EN FRIO en un bol un poco de leche y la harina. Poner a calentar la leche, mantequilla y sal para la bechamel y añadir la mezcla anterior. Continuar mezclando hasta obtener la bechamel.