Bolitas de marisco

Es muy común que en las últimas comidas de Navidad nos sobren platos ya cocinados.
Cuando quedan algunos langostinos a la plancha, yo lo que hago es unas ricas bolitas de marisco. Tenemos que hacer una salsa besamel, también necesitamos unos palitos de cangrejo Pescanova (que siempre tenemos congelados) y pelamos los langostinos que nos sobraron, que junto con los palitos se añaden a la besamel cuando está hecha. 

Cuando la mezcla esté bien fría se van haciendo bolitas y pasando por harina, huevo y pan rallado y después se fríen y se secan en papel absorbente.