Cómo servir el vino

La forma adecuada de servir el vino en la mesa, no obedece a un criterio snob, sino a los cuidados que precisa el vino, para poder sacarle todo el provecho y poder degustarlo de forma óptima.
Para servir el vino a la mesa, debemos atender estos criterios básicos:
? Debemos sacar el vino a la mesa, a la temperatura adecuada para cada uno de ellos. El propio fabricante, en su etiqueta trasera, ya nos informa de la temperatura óptima a la que tenemos que servir el vino.
? No debemos presentar a la mesa, las botellas ya abiertas, pues no es garantía de que el vino ha sido abierto exclusivamente para nuestros comensales.
? Descorcharemos las botellas con cuidado, a ser posible, sin moverla al sacar el corcho. Esto es fundamental cuando se trata de vinos envejecidos porque en el caso de que tengan los posos propios del envejecimiento y que se encuentran en el fondo, se expandirán por toda la botella enturbiando el vino.
? Decantaremos el vino envejecido, para eliminar los posos en su correspondiente decantador. Aunque este procedimiento no es obligatorio para los vinos con cierta edad, es muchas veces recomendable.
? Los vinos reserva o gran reserva, se deben abrir unos minutos antes de servirlos, para que se oreen (para que se aireen).