Croquetas de espinacas y surimi

Picamos cebolla y ajo muy finito y los ponemos a pochar en una sartén grande con el fondo cubierto de aceite, hasta que queden transparentes. Se hierven espinacas y ya cocidas se vierten en la sartén con la cebolla pochada. Picamos el surimi y seguidamente añadimos harina, removemos unos minutos hasta que esté bien mezclado.

Vertemos leche poco a poco removiendo y espolvoreamos con sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Poco a poco se irá endureciendo la masa y cuando parezca que se nos va a pegar a la sartén es señal de que ya está hecha.

Se hacen las croquetas y se fríen en aceite y… listo. 
Están riquísimas!!