Despues de cocinar

Para desprender de forma sencilla la cal que se acumula en los recipientes que usamos para contener agua, o en cualquier otra parte que se acumule la cal, simplemente debemos frotar con una rebanada de limón. El ácido cítrico del limón se combinará con el calcio de la cal para formar sales que se desprenden por si solas. Además al terminar quedará un agradable aroma a fresco.