Limpiar las aceiteras

Las aceiteras se engrasan mucho y la limpieza de su interior no resulta nada fácil, pero existe un truco casero infalible que consiste en utilizar un chorro de lejía, agua caliente, un chorro de vinagre y papel de periódico.
El modo de hacerlo es sencillo: se vierte la lejía en el interior de la aceitera y se llena con agua muy caliente, casi hirviendo. Se deja en remojo unas horas, se aclara y se le saca brillo con papel de periódico y un chorro de vinagre.