Mejorar los mejillones

Después de limpiar bien los mejillones quedan más buenos, si el día anterior los pones en un recipiente cubiertos con agua del grifo. Entonces les echas una cuchara sopera de sal y otra de harina. Verás como la día siguiente cuando los hagas quedarán como más gorditos y con un sabor que a mi me gusta más.