Nueva vida al arroz

En casa mi madre nunca ha desperdiciado ni un grano de arroz. Si sobra paella, puede hacerse una rica tortilla de arroz añadiendo huevos y un poquito de sal, o hacer una deliciosa sopa de arroz con caldo de pollo. Y si nos queda arroz blanco puede añadirse a un cocido de lentejas o a unas patatas cocidas con chorizo. Y así con el mínimo coste y esfuerzo tenemos un plato hecho.