Ollas de acero inoxidable

Para recuperar el brillo solo tienes que frotarlas con harina y si lo que quieres es quitar las manchas producidas por el calor límpialas con zumo de limon y un paño suave.