Para cocineras principiantes

Comprar pescado en filetes. Rociarlos con un chorrito de aceite de oliva,un poquito de orégano y sal y dejarlo macerar un buen rato.A continuación pasarlo ligeramente por la sartén con sólo un fondito de aceite para que no se pegue y ponerlo en un plato. Añadirle por encima una salsa (facilita) de queso de cabra fundido y champiñones y….¡a comérselo calentito”. No engorda y está buenísimo, además de llevar muy poquito tiempo su preparación.