Para que los peques coman pesado

Canelones de merluza u otro pescado, con espinacas. Se cuece el pescado y las espinacas se saltean, se enrollan los canelones y se ponen en una fuente sobre una base de salsa de tomate. Se hace un bechamel y se pone por encima un huevo batido y se mete al horno.