Pescado

Para que cuando comas salmón, éste te resulte mucho más digestivo sólo tienes que ponerlo, unas horas antes de guisarlo, a remojo con el zumo de una naranja y medio limón, eso sí antes de guisarlo deberás secarlo con un papel absorbente