Plato limpio

Quien tiene niños pequeños sabe que es muy difícil que se coman todo (desde los primeros meses que empiezan a comer se suele tirar mucha comida que dejan). El truco para que dejen el plato vacío es que la comida sea atractiva para ellos y poniendo imaginación se puede hacer: decorando su plato o haciendo distintas formas de cada bocado, contándoles de donde proviene lo que están comiendo, … También es importante, en la medida de lo posible, dejarles participar en la elaboración de lo que comen. Eso les motiva a la hora de comer.