POSOS DEL CAFÉ

Después de hacer café, podemos aprovechar sus posos: como desatascador del desagüe, abono para las plantas y también para eliminar los malos olores. En este caso, colocarlo en un plato en el lugar deseado.