Reutilizo mis guisos dos veces

Cuando hago algún guiso (carne guisada, sepia…) con el caldo que me sobra, lo cuelo y lo guardo en un tarro en la nevera (o lo congelo ).

Después lo reutilizo para hacer otro plato, por ejemplo anillas de calamar (si el caldo era de pescado) o cualquier otro plato de carne.
Además como el caldo está reposado te saldrá aún más rico el nuevo plato.