Salsa verde

Mi truco infalible para que mi hija se coma la merluza es: mezclar un poquito de harina con perejil, agua y sal. La salsa se convierte en verde y se la come todita.