Surimi jugoso con poco aceite

Normalmente cocinaba el surimi desecho en bastoncitas a la plancha con un poco de ajo y cayena , pero en ocasiones resultaba una presentación un poco grasa. Lo solucioné reduciendo la cantidad de aceite, aunque perdió jugosidad.
Finalmente di con el modo perfecto de hacerlo: cortamos el bastoncito de surimi en tacos de 1 centímetro más o menos. Con ayuda de un pincel o una brocha de cocina los embaurnáis ligeramente con aceite de oliva (el aceite virgen le da una gracia especial) y ponéis en la sartén a la vez los tacos de surimi, la cayena y un ajo cortado en láminas finas.
Cuando el surimi coja un poquito de color el ajo ya habrá tenido tiempo de dorarse. Listo para servir y muchas menos calorías!