Tartaletas de Surimi y Salmón

El secreto está en picarlo muy finito y añadir la cantidad justa de mahonesa (que no quede muy pastoso). Más bien, sueltecito pero sin exceso de producto.

Después, con la ayuda de una cuchara rellenamos las tartaletas. En la base, ponemos un poco de salmón ahumado (si es casero, mucho mejor), añadimos la mezcla de surimi y mayonesa. Para decorar, espolvoreamos por encima una pizca de huevo cocido rallado.

Bon apetit