Ten perejil siempre a mano

Cuando quieras tener perejil como recién picado, compra un manojo bien fresco, pícalo en la picadora muy menudito, mételo en un recipiente de esos tupperware y mételo en el congelador, cuándo lo necesites no tendrás nada más que sacarlo de la nevera unos minutos antes.