Tomate frito no ácido

El tomate frito casero es excelente para combinar con muchas recetas, pero generalmente suele salirnos un poco ácido.
Un solución o truco muy empleado por las amas de casa es añadir algo de azúcar. Es una buena solución, pero es sabor del tomate se resiente para aquellos que no les gusta con ese punto dulces. Una solución más fácil es agregarle un poquito de bicarbonato y comprobaremos que su grado de acidez es más bajo.