Tomates rellenos

Tomates, Surimi, Queso, Orégano y Aceite de oliva.

Se mezcla la pulpa del tomate con el surimi y el queso. Se añade el orégano y el aceite. Se rellenan los tomates y a la nevera.
Tenemos un primer plato fresquito y nutritivo para el verano. 
Lo podemos dejar preparado por la mañana y cuando llegamos de la playa está listo para comer y a mi hijo le encanta.