TIPO
FINALIDAD
CADUCIDAD
OPT OUT
Configuración de cookies
TÉCNICAS

Estas cookies muestran la página adaptada a tu dispositivo o al idioma del navegador, entre otras configuraciones

NO APLICA
ANALÍTICAS

Estas Cookies recopilan información de tu navegación en la web – Podemos contabilizar el número de visitantes de la página o los contenidos más vistos.

PUBLICIDAD

Estas Cookies recogen información sobre los anuncios mostrados a cada usuario. – Adaptar la publicidad al tipo de dispositivo desde el que el usuario se está conectando

Guardar preferencias

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa se da en personas que no pueden digerir la lactosa (azúcar presente en la leche y derivados) producido por un déficit de lactasa (enzima que digiere la lactosa) en el intestino.

EL DÉFICIT DE LA ENZIMA LACTASA PUEDE DEBERSE A DISTINTAS RAZONES:

  • Déficit primario congénito de lactasa: Existe ausencia total de la actividad de la enzima en la infancia, por orden genético.
  • Déficit primario adquirido de lactasa: Se va produciendo una disminución progresiva de la actividad de la lactasa a medida que aumenta la edad.
  • Déficit secundario de lactasa: Se produce por otra enfermedad o enfermedades intestinales.

SÍNTOMAS:

Dolor abdominal, meteorismo, diarrea.

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS:

  • Evitar o disminuir la ingesta de lactosa dependiendo de la tolerancia individual a la que se producen síntomas. Por este motivo es importante conocer la cantidad de lactosa tolerada por cada persona.
  • Distribuir los alimentos que contienen pequeñas cantidades de lactosa a lo largo del día en distintas comidas.
  • Acompañar la ingesta de productos que contengan lactosa con otros alimentos como los cereales. De este modo se retrasa el vaciado gástrico y se favorece la actividad de la lactasa.
  • Consumir yogur en sustitución de la leche siempre conociendo el nivel de tolerancia de cada persona.
  • Escoger derivados lácteos con pequeñas cantidades de lactosa como el queso curado, ya que contiene menos lactosa que el queso fresco.
  • Consumir alimentos ricos en calcio como sardinas en lata, espinacas, frutos secos o lentejas.

 

Pescanova ofrece una serie de productos aptos para todos los consumidores intolerantes a la lactosa:

  • Toda la gama de pescado natural Pescanova.
  • Toda la gama de marisco Pescanova.
  • Toda la variedad de Surimi (excepto Palitos con Queso Pescanova) y Anguriñas Pescanova.
  • Toda la gama de cefalópodos naturales Pescanova.
  • Aritos a la Romana
  • Chanquitos enharinados Pescanova.
  • Tallarimis Pescanova.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en base a tus hábitos de navegación, personalizar el contenido y obtener información estadística con la finalidad de ofrecerte una publicidad más relevante. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies.