DIETA ATLÁNTICA

Un modelo alimentario menos conocido pero igualmente saludable es el modelo de la dieta atlántica. La promoción de su consumo como parte de un estilo de vida saludable ha cobrado auge en los últimos años, de manera que muchas instituciones se han propuesto darla a conocer.

La dieta atlántica cuenta con su pirámide nutricional para ayudar a la población a conseguir una dieta sana y variada según sus recomendaciones.

Así, la Fundación Dieta Atlántica define su dieta de la siguiente manera:

Consumo de pescados y mariscos 3-4 veces/semana, por su aporte en proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos omega-3, vitamina D, calcio…. pescado
Consumo elevado de cereales, patatas y legumbres ya que las dietas ricas en estos alimentos constituyen la mejor manera de aportar hidratos de carbono complejos y fibra alimentaria. Se recomienda el consumo de pan elaborado con harinas integrales y el uso de la cocción para la preparación culinaria de la patata. cereales
Consumo elevado de frutas y hortalizas por su aporte en antioxidantes y fibra. hortalizas
Consumo diario de leche y derivados lácteos por ser excelentes fuentes de proteínas de alto valor biológico, minerales (calcio, fósforo, etc.) y vitaminas. lacteos
Consumo de carnes moderado. Aportan proteína de alto valor biológico y minerales como el hierro. carnes
Sencillez en la preparación de los alimentos, para mantener la calidad de las materias primas y, por tanto, el valor nutritivo. sencillez
La Gastronomía Atlántica constituye un Patrimonio que se debe conservar y difundir dentro y fuera de los territorios atlánticos. dieta_atlantica
Ingesta abundante de líquidos, fundamentalmente agua. Las condiciones climatológicas y características del suelo de los territorios atlánticos permiten obtener unas aguas de gran riqueza mineral. Además, está reconocido que un consumo moderado de vino, preferentemente con las comidas, es beneficioso para la salud por su aporte en compuestos antioxidantes. liquidos
Realizar actividad física todos los días, ya que es tan importante como comer adecuadamente. La estructura poblacional atlántica, con un elevado grado de dispersión, junto con el tipo de actividad profesional tradicionalmente atlántica favorece el mantenimiento de una actividad cotidiana de gran beneficio para la salud. La naturaleza atlántica, terrestre y marítima, permite el desarrollo de actividades de ocio favorecedoras de la actividad física. cida_sana

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter   

Síguenos   

Utilizamos cookies propias y de terceros para brindarte un mejor servicio, y facilitarte la utilización de nuestra web. Al navegar en Pescanova aceptas que las usemos.
Más información
Aceptar y continuar