¿Cómo congelar pescado?

Congelar pescado es una de las opciones más recurrentes, si no podemos consumir el pescado en el momento de la compra y queremos disfrutar más tarde de él conservando todo su sabor y su textura.

Para congelar bien hay que conocer las características de nuestro congelador o de nuestra nevera con congelador. Hay que verificar las estrellas que tiene nuestro frigorífico. Si tiene solamente 3, no es óptimo para congelar pero sí para mantener productos que ya están previamente congelados. Sin embargo, si tiene de 4 estrellas en adelante, sí es óptimo para un correcto proceso de congelación.

Lo primero que debemos hacer es disponer las piezas que vayamos a congelar, si nos interesa congelarlas por separado o en conjunto. Siempre recomendamos que los congelados se hagan de manera individual.

Es importante que el pescado esté totalmente seco antes de proceder al congelado, secarlo con un papel de cocina o con un trapo siempre son las mejores opciones. Una vez seco, hay que envolverlo. Podemos hacerlo con papel film o bien envasando al vacío (si disponemos de la máquina).

Recuerda que todos los pescados puede congelarse pero hay algunas, entre los que destaca el salmón o el bacalao, que no es conveniente tenerlos congelados más de un mes.

También se puede descongelar pescado, cocinarlo y volver a congelar el preparado. Eso sí, cuanto menos tiempo tardemos en consumirlo, será mejor.