¿Cómo descongelar gambas?

Descongelar marisco es uno de los procesos que más se repiten en alguna que otra fecha señalada como lo es la Navidad, por ejemplo. Si adquirimos gambas, lo ideal es consumirlas nada más traerlas frescas de la pescadería, no obstante, a veces hay circunstancias que no lo hacen posible o bien las adquirimos previamente congeladas.

Si nuestras gambas congeladas están crudas, lo que debemos hacer es sumergirlas en agua fría. Si vives en una ciudad costera, lo ideal es sumergirlas en agua fría del mar, pero si estás en el interior, también puedes hacerlo con agua fría del grifo. Es conveniente ponerlas a escullar en un recipiente con agujeros sobre un trapo mojado, dejando que el agua se filtre a través de las piezas. Si por el contrario tus gambas congeladas están previamente cocidas, lo mejor es subirlas del congelador a la nevera o traerlas congeladas y meterlas directamente en la parte baja de la nevera a esperar a que se descongelen. Para saber si las gambas están descongeladas, es conveniente ir tocándolas para ir asegurando su textura original.