¿Cómo quitar olor de la nevera?

El mal olor de nuestra nevera. Una de las cosas que más dolor de cabeza nos puede dar hasta que damos con él o con los causantes de esta desagradable sensación. Comúnmente, nuestro frigorífico coge malos olores cuando dejamos un alimento durante un largo periodo de tiempo y se caduca o comienza a pudrirse. Si después de retirar el alimento en mal estado, el mal olor persiste, lo que te recomendamos es que hagas una limpieza a fondo de toda la nevera. Sacando todos los productos que tengas dentro y fregando íntegramente el electrodoméstico de arriba abajo.

Un consejo bastante efectivo para prevenir que nuestra nevera desarrolle malos olores, es cerrar con film transparente todos los productos que tengan olores fuertes como salsas, purés, sobras… Estos olores suelen contagiar a los demás alimentos de la nevera, provocando olores homogéneos que en ocasiones pueden resultar desagradables.

Aquí te dejamos un par de truquitos caseros que pueden funcionarte si todo esto no funciona o si funciona, pero no quieres que te vuelva a invadir el mal olor en tu nevera:

  1. El más famoso de todos ellos, es el uso del limón. Colocado dentro de la nevera y partido en dos. Algunas personas le colocan clavos de olor que parece ser que absorben el resto de los olores del frigorífico. Nosotros te recomendamos que solamente el limón partido o colocando un zumo de limón natural en una de las estanterías de la nevera, es suficiente.
  2. También suele funcionar, colocar un vaso lleno de café molido, un recipiente con bicarbonato, un trozo de carbón vegetal, un poco de lavanda o bien un algodón remojado en extracto de vainilla, son algunos de los trucos más populares.