¿Cómo freír pescado?

Para conseguir un pescado frito que esté en su punto de crujiente exacto, existen una serie de recomendaciones que te ayudarán a sacar el mejor sabor y la textura idónea

  1. Antes de empezar a freír pescado, debemos secarlo con papel de cocina, si es con papel mejor que con un trapo. El papel empapa el agua que tiene el pescado. Si el pescado está congelado, debemos secarlo con más esmero todavía, de lo contrario si decidimos rebozarlo, podemos tener problemas con la adherencia de la cobertura.
  2. Os recomendamos que, si vais a freír pescado, es bueno que lleve una cobertura, que puede ser huevo y harina de empanar o pasta para rebozar. Si vas a utilizar las piezas de pescado para hacer brochetas, asegúrate de darles primero una cobertura también, basta con un poco de huevo sin harina.
  3. Los empanados es conveniente dejarlos reposando en la nevera durante unos minutos antes de freírlos. Así se hará una masa uniforme de empanado y será más consistente cuando lo echemos al aceite hirviendo.

Cuando sacamos el pescado de la sartén o de la freidora, os aconsejamos que lo pongáis sobre un papel de cocina para que chupe todo el aceite sobrante. Y un consejo infalible que te damos es, que siempre frías en tandas. Que la pieza que estés friendo, tenga suficiente espacio de maniobra. Que puedas darle vuelta y vuelta tranquilamente.